Eslabón imprescindible entre el deseo y la posesión.

beso