De aquellos polvos...

vienen estos lodos